Cosmética de Cáñamo

Encuentra en nuestra tienda una gran variedad de productos cosméticos de CBD de alta calidad, derivados del cáñamo y desarrollados para garantizar una absorción fácil y rápida de los cannabinoides a través de la piel. Nuestros cosméticos de CBD son aptos para todo tipo de pieles y tienen una gran diversidad de propiedades beneficiosas como por ejemplo hidratar y regenerar en profundidad, curar heridas, aliviar irritaciones, calmar zonas sensibles, desinflamar y relajar zonas que sufren contracturas.

Benefícios del CBD para la piel

El aceite de semillas de cáñamo es antioxidante, rico en vitaminas y ácidos grasos esenciales (omega 3, omega 6 y omega 9), que mejoran la calidad de la piel, interactúa con el sebo y el factor natural de hidratación,  fortaleciendo la función barrera de la piel. 

Su potencial antioxidante hace que la cosmética de cáñamo sea una importante aliada en la lucha contra los radicales libres, responsables por las consecuencias de la edad como el deterioro del cuerpo y de la piel. El ácido fenólico y sus vitaminas A, B, C, D Y en especial la vitamina E, aumentan el flujo sanguíneo y reestructuran la epidermis. El CBD por su parte, tiene propiedades ansiolíticas, antiinflamatorias, analgésicas y calmantes, siendo muy apropiado para tratar pieles sensibles, con cicatrices, herpes, acné, psoriasis, eccemas,  entre otras.

Según algunos estudios,  el CBD también actúa como adaptógeno, lo que significa que es capaz de aumentar la capacidad de adaptarse a los factores ambientales y evitar el daño que los mismos puedan causar.

¿Cómo actúa el CBD en la piel?

En nuestro cuerpo también existen cannabinoides (endocannabinoides) y en la piel, igual que en otras partes del cuerpo, hay receptores de ellos (CB1 y CB2). Éstos receptores hacen parte de un sistema que es responsable por mantener la homeostasis de la piel. De esta manera, no solo equilibran como activan la función barrera de la piel y actúan en distintos estados y/o patologías cutáneas, como la sequedad cutánea o el acné por su acción sobre los sebocitos.

Los receptores CB1 y CB2 se encuentran a distintos niveles de la piel: queratinocitos de la epidermis, sebocitos de la glándula sebácea, folículo pilosebáceo o en células sensoriales en la dermis.

es_ES
Ir arriba